Cuba: “Obra definitiva de la reconstrucción comenzará el 2019”

20 abril 2017
Comentarios: 0
20 abril 2017, Comentarios: 0

En Semana Santa, Elmer Cuba nos recibe para hablar sobre las proyecciones económicas recientemente ajustadas debido a los desastres naturales, los planes de reconstrucción del gobierno y el panorama internacional. Nos pide hablar como socio de Macroconsult antes que como director del BCR.

—Según Apoyo, el Perú solo crecerá entre 2% y 2,5% este año. La cifra difiere de la proyección ajustada del BCR (3,5%) y de la de Macroconsult (2,9%) de hace dos semanas, ¿qué determinará cuánto creceremos?
Efectivamente, hay discrepancias entre los pronósticos, pero lo común a todos es que están a la baja. En Macroconsult ya hemos revisado la cifra a 2,5%, porque tenemos un PBI con tendencias bastantes modestas y la reconstrucción no va a ser tan rápida. Será un proceso largo, pues implica toda una fase de preinversión. Probablemente, nada ocurrirá durante este año. Además, por si fuera poco, las expectativas empresariales se han afectado. Entonces, la inversión privada, que uno esperaba que repunte poco a poco hacia fin de año, se ha desvanecido. Y la inversión pública está floja también. Los tres megaproyectos importantes [línea 2 del metro, el aeropuerto de Chinchero y el gasoducto sur peruano] están atrasados. Todo lo que se esperaba para este año se ha postergado. Hay un problema de demanda interna.

—El cálculo de Macroconsult era que el impacto del fenómeno de El Niño en el PBI sería de 0,5%, ¿ha cambiado tras su ajuste?
Hay dos impactos. Primero, está el daño al capital, que hemos calculado en US$3.100 millones, básicamente en cuatro rubros. El primero, que es de lejos el más afectado, es carreteras y caminos rurales. Cerca de 2.500 km de carreteras y 1.800 de caminos rurales han sido afectados. Lo segundo es viviendas, hay más de 35.000 colapsadas. Luego están las escuelas y los puestos de salud. Eso es el daño en el stock, pero aparte hay una pérdida de flujos. En el año, el PBI va a ser más pequeño por menor producción y menor demanda. Esa pérdida en el año la hemos calculado en 0,8% del PBI. Esa sería la afectación de El Niño este año en el valor agregado nacional. La economía va a producir 0,8% menos, que son más o menos US$1.600 millones.

—La inflación también aumentó…
La inflación ha sido un poco alta en marzo y también lo será en abril. Eso se ha comido los salarios, sobre todo en el norte. Va a haber varios meses en los que los salarios reales van a seguir golpeados, porque suben los precios, pero el salario es el mismo. Eso afecta el consumo. Entonces, no hay por donde uno vea un desempeño más fuerte, salvo en la minería. Ahora, para mirar el vaso medio lleno, igual el Perú crecerá este año más que sus pares en la región. Incluso en la Alianza del Pacífico se crecerá a menos de 2%. Y la buena noticia es que este será un año con lenta aceleración; es decir, si bien la proyección de crecimiento es de 2,5%, eso comienza con 1,5% en el primer trimestre y termina con 3,5% en el cuarto, con lo que entras con buen pie al 2018. El reto del Gobierno será cuidar ese número final y hacer que el 2018 sea mejor.

—¿Se afectará el déficit fiscal?
Aumentará, pero más que por un incremento de los gastos, por una caída fuerte de los ingresos. Desde el 2014 han caído los ingresos de todos los impuestos. Desde entonces hasta ahora se han perdido tres puntos de presión tributaria. Es una cantidad inmensa, más o menos de US$6.000 millones, que es el doble de las pérdidas por El Niño. Entonces, el déficit va a aumentar, pero estará un poco compensado por las reformas que ha habido de amnistía tributaria. Eso logrará que los ingresos sean transitoriamente altos, pero va a ocultar la realidad, que es que el déficit fiscal sí se está abriendo. Y se abrirá más en el 2018, pues los ingresos ya no tendrán el efecto de la amnistía tributaria. También se sufrirá el efecto de los gastos que demandará la reconstrucción. Esto nos llevará a una situación no delicada, pero sí difícil, y luego hacia un ajuste fiscal en el 2019. Tarde o temprano se tendrá que hacer algo con los impuestos. Puede que el Gobierno termine subiendo el IGV en lugar de bajarlo.

—¿El proceso de reconstrucción ofrece alguna oportunidad?
Hay tres grupos afectados. Primero las concesiones, básicamente de carreteras, que al tener seguros van a enfrentar el problema rápidamente. Luego están las obras públicas, que van a demorar más. Hablamos del cierre de colegios, comisarías y postas médicas. Ahí se van a tener que hacer nuevos estudios. Mientras, habrá carpas, casas prefabricadas y contenedores para dar los servicios. Pero la obra definitiva de la reconstrucción –calculo– recién se iniciará en el 2019. El 2018 es para estudios. Ahí sí hay una oportunidad para hacerlo bien. El tercer grupo perjudicado son las familias pobres. No todas van a ser ayudadas.

—El Gobierno ha lanzado el programa Trabaja Perú, que espera generar más de 20.000 empleos temporales, ¿cree que funcionará?
Va a ayudar, sin duda, pero la sensación es que será poco. No se compensará lo demás, la caída fuerte del gasto y del consumo. Se debe hacer de manera inteligente, en los lugares que más han sufrido: en Piura, Trujillo, donde el PBI va a ser negativo.

—¿Y ayudarán los planes de impulso económico del Gobierno?
Allí ha habido un zigzagueo. El último trimestre del año pasado hubo una política fiscal bastante contractiva, que llevó a que la economía se enfriara. Eso no se debió hacer, menos en un gobierno que arranca y que, además, es débil en lo político. Ya en febrero hubo una política fiscal totalmente distinta, 180 grados de diferencia. Entonces, el paquete ‘150 mil’, que es un paquete de reactivación con S/5.500 millones para obras públicas, es un reconocimiento de que lo que se hizo en setiembre pasado apuntaba a otro lado, porque no cambias la política fiscal en cuatro meses tan fuertemente. Lamentablemente, ese plan ahora pasó un poco desapercibido por las lluvias, pero ya es hora de hacerlo efectivo.

— Se ha generado más pobreza temporal, ¿sería útil expandir temporalmente programas sociales?
No creo, los programas sociales no los puedes pervertir. Eso se haría solo en casos muy extremos, si el PBI está cayendo de manera vertiginosa, con cifras negativas, pero no estamos allí. Esa gente necesita volver a su trabajo, no un programa de alivio temporal.

—En cuanto a factores externos, ¿nos afecta la desaceleración en Chile?
No. Los países latinos no tienen mucha relación entre ellos. Hay muy poco comercio intrarregional. Chile tiene un desempeño pobre hace ya cuatro años, pero eso no afecta al Perú, más allá de provocar la salida de capitales chilenos. Hay solo dos países que si les pasa algo, nos resfriamos: China y Estados Unidos.

—¿Y los recientes giros en la política exterior de Estados Unidos?
Esas ya son palabras mayores. Si hablamos de que Estados Unidos se abre un frente con Corea del Norte, otro en Siria, otro en Afganistán y los conflictos escalan, podría haber problemas mayúsculos. La bolsa podría caer y eso afectaría fuertemente su tasa de interés y el tipo de cambio. Eso sería complicado para América Latina.

—¿Qué opina sobre la ley recientemente aprobada por el Congreso que sanciona con prisión a la especulación y el acaparamiento?
No hay casos así, es muy difícil de probar. Es más bien una actitud política al tema de El Niño, pero veo poco práctico que puedas aplicarlo en algún momento. Necesitas muchos indicios para probar que eso está ocurriendo. No creo que pase ni un caso.

—¿Usted sigue asesorando a Fuerza Popular en temas económicos?
Estuve muy cerca de ellos los dos meses de la campaña de la segunda vuelta, pero desde julio del año pasado he vuelto a mis actividades privadas. Sin embargo, mantenemos una relación de amistad y que se activa cuando hay asuntos económicos importantes para el país.

—¿Volvería a apoyar una candidatura de Julio Guzmán?
No, mira, a él yo lo ayudé a postular, algo que no es menor, pero nunca fui el encargado de su plan económico. En la primera vuelta me mencionaba para el MEF, cosa que le agradezco. Pero el resto es historia conocida.

Fuente: http://elcomercio.pe/politica/actualidad/cuba-obra-definitiva-reconstruccion-comenzara-2019-noticia-1984274

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *